Cómo hacer un separador de libros

by - junio 08, 2021

Ahora que queda poco para que empiece el verano y para que los niños tengan más tiempo libre, he pensado en hacer una recopilación de manualidades para hacer con ellos y pasar algunos ratos divertidos y entretenidos.

He buscado varias ideas y una de ellas que me ha gustado un montón es la de hacer un separador de libros.


A mis peques les encanta leer y ahora que van a tener más tiempo, me parece muy buena idea que sigan disfrutando de las historias de los libros y que a su vez podamos hacer un separador, para que sepan por cuál pagina van.

A continuación te explico el paso a paso para que no te pierdas ningún detalle y para que puedas replicarlo tú también con tus hijos.

Cómo hacer un separador de libros

Antes de comenzar, lo primero que necesitamos es recopilar todo el material necesario para poder hacer el separador de libros.

PARA HACER ESTA MANUALIDAD NECESITAMOS:

Todos estos materiales los he adquirido a muy buen precio en la Papelería Distrimar. Os recomiendo echar un vistazo en el caso de que necesitéis comprar alguno.

PASOS A SEGUIR:

1. Lo primero que vamos a hacer es coger una cartulina del color que queramos y en ella vamos a dibujar con un rotulador, tres cuadrados tal y como vienen en la fotografía. La medida de cada cuadrado es de 7 cm x 7 cm.


2. El siguiente paso, es hacer una diagonal en el cuadrado de arriba y en el de la derecha.


3. A continuación cortamos siguiendo el contorno marcado en la imagen.



4. Después de recortar siguiendo el contorno marcado, debería quedarnos una figura con esta forma.



5. A continuación, lo que tenemos que hacer es darle forma a las esquinas de arriba.



6. Doblamos la esquina de la izquierda llevándola al extremo donde indica la flecha.



7. Ponemos pegamento en el lado indicado y doblamos la esquina derecha, llevándola al extremo contrario.



8. Nos debería quedar una figura con esta forma y con un hueco debajo donde marca la flecha.



9. Cogemos los rotuladores y pintamos el dibujo que queramos. En este caso yo he puesto una carita, pero podemos hacer de todo: una carita de un gatito, un sol, unas estrellas... Es momento de que los niños echen a volar su imaginación.


10. Una vez finalizado el dibujo, ya se puede colocar en la esquina del cuento que estén leyendo.


11. El resultado quedaría de esta manera.


¿Qué te ha parecido la manualidad? ¿Te ha gustado? Es muy sencilla de hacer con niños.

Es una forma de tenerles muy entretenidos un buen rato y además se trabajan varios aspectos: la atención (porque tienen que estar concentrados fijándose en cada uno de los pasos para que les salga la figura) y por otro lado se fomenta la creatividad y la imaginación, en el momento que les tocar hacer un dibujo. 

Sin duda, es una buena actividad para hacer una tarde de verano e incluso se les puede proponer que el dibujo sea de la temática del libro que están leyendo. 
Seguro que de esta manera están más motivados aún :)

You May Also Like

0 comentarios