La dermatitis atópica es una enfermedad antinflamatoria de la piel que afecta aproximadamente a un 20% de los niños menores de 6 años. Es una de las enfermedades cutáneas con más frecuencia en los niños.

Para que te sea más fácil identificarla, me gustaría contarte en qué consiste y qué se debe hacer si nuestro hijo la padece. Además si has estado buscando reseñas de la crema emoliente de Mustela, aquí podrás leer nuestra experiencia con ella y cómo ayuda en la recuperación de la piel de nuestro bebé.

¿Qué es la piel atópica?

La piel atópica, también llamada dermatitis atópica, es una enfermedad que consiste en la inflamación de la piel que normalmente provoca picor y una descamación. Suele presentarse como erupciones rojizas y no es una enfermedad contagiosa.

Aunque se desconoce la causa real, se suele relacionar con factores genéticos. Es decir, si se han presentado en la familia alergias o este tipo de pieles atópicas, es más probable que la padezca también el bebé. Pero esto no quiere decir que esté provocada únicamente por alérgenos, también puede atribuirse a la sequedad de la piel u otros factores irritantes como el tipo de sudor, tejidos sintéticos, contacto con el cloro, el detergente que usemos, etc.

Opinión sobre la crema emoliente Stelatopia de Mustela:

crema emoliente Stelatopia de Mustela

Características:

La crema emoliente Stelatopia de Mustela está específicamente formulada para pieles atópicas en bebés y niños, ya que aporta a la piel numerosos beneficios:

  • Hidrata y calma la sensación de irritación, gracias a una asociación de activos naturales de origen natural que contribuyen a reequilibrar la flora cutánea.
  • Nutre y restaura la barrera cutánea, haciendo que la piel recupere su flexibilidad y suavidad. Refuerza las defensas naturales de ésta.

Nuestra experiencia:

Hace un tiempo conocí esta crema y la verdad es que es una maravilla porque aporta todo lo necesario para cuidar la piel de bebé.

Está indicado para pieles atópicas de todas las edades.

Su textura es fluída y eso hace que sea fácil de extender y de absorber en la piel. Una vez se aplica la crema, se siente una sensación de suavidad y confort.

El formato tiene 200 ml.

Ya verás que si la usas, notas un cambio en la piel de tu bebé.

Recomendaciones:

Aun así me gustaría darte algunas recomendaciones que pueden ayudarte a cuidar la piel atópica de tu bebé y a que se sienta mejor:

  • Evitar, en la medida de lo posible, temperaturas extremas: tanto el calor como el frío, pueden provocar irritaciones en la piel. 

  • Utilizar detergentes para la ropa específicos para niños o para pieles sensibles. Los tejidos más adecuados para este tipo de pieles son el lino o el algodón.

  • No es recomendable bañar al niño a diario: lo podemos hacer en días alternos para que el agua no le reseque la piel. Se aconseja utilizar un jabón con Ph neutro.

  • Se debe secar bien al bebé después del año, sin frotar y se aconseja aplicar una crema emoliente en la piel. Hidratar la piel a diario si se tiene muy seca.

  • Mantener cortas las uñas de nuestro niño para que no se arañe.

¿Conocías esta crema? ¿Qué crema utilizas para pieles atópicas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: