3 consejos para ahorrar en la vuelta al cole

by - septiembre 19, 2016

Como sabes, el comienzo de curso, supone un coste económico bastante grande. A parte del gasto que conlleva la compra de libros de textos, material escolar y ropa, quiero darte 3 consejos para ahorrar en la vuelta al cole, y a la vez poder llevar un estilo de vida más saludable.


Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

1.Transporte.

Como sabes, el transporte escolar suele ser un gasto mensual bastante elevado. Hay veces que no nos queda más remedio que mandar a los niños en ruta escolar o coger nuestro coche, porque el colegio se encuentra alejado de nuestra residencia, pero otras veces aun viviendo cerca del colegio o escuela infantil, acabamos optamos por la opción más cómoda y rápida como es el coche.

Una forma de ahorrar es ir en bici, siempre y cuando el centro escolar no se encuentre demasiado lejos de nuestra casa.  Conozco varios casos de la Escuela Infantil de Mario, en los que varios papás en bici a sus peques.  Me parece una opción muy saludable, ahorradora y además es una forma tanto de hacer ejercicio como de estar en contacto con la naturaleza.

Cuando nuestros peques son un poco más mayores, ir andando al centro escolar, también es una forma saludable y además no genera ningún tipo de gasto. Aunque suponga ir más despacio, y se tarde más en llegar también es una buena opción.

Si he de serte sincera, mi hija Paula andaba muy lenta, y a pesar de que nuestra casa no estaba muy lejos, tardábamos bastante en llegar . Gracias a ir andando con ella, la veo cada día más ágil, y poco a poco va cansándose menos. Además cuando no hace mal tiempo, le gusta ir parándose y tocar todos los arbustos, coger palos, ver a las hormigas, coger plumas de palomas, etc.

Si puedes y tenéis opción, intenta ahorrar gasolina del coche aunque tengas que salir un poco antes de casa, o incluso ahorra coger el transporte público (siempre y cuando sean sólo unas paradas), y ve andando. Ya verás cómo disfruta el peque. Y si encima tienes opción de ir en bici, verás como les encanta y encima llegarás bastante rápido.

Si aun así no tienes más opción que llevarles en coche, contempla otras opciones como compartir el viaje con otros padres o hacer turnos. De esa manera podrás ahorrar de alguna manera.

Si la opción que tienes que utilizar es el transporte escolar, infórmate de subvenciones o ayudas. Esta información generalmente podrás encontrarlas en ayudas de comunidad autónoma.

2. Almuerzo para el recreo

Otra forma de ahorrar y de q ue nuestros hijos lleven un estilo de vida más saludable es optar por la fruta como almuerzo para el recreo.

Como sabes, hoy en día el número de niños con sobrepeso ha aumentado.

A veces pasa que uno tira por el camino fácil y rápido que es llevarles para el recreo bollería industrial, galletas, zumos comprados, etc y no nos damos cuenta de que les estamos perjudicando.

La fruta es uno de los alimentos más completos por su aporte de agua y vitaminas, entre otras cosas.


Aun así, tenemos que tener claro y ser conscientes que el almuerzo del recreo debe ser un complemento al desayuno. No debemos pasarnos con la cantidad porque debemos recordar que luego tienen que comer.

Para que se coman la fruta que les preparemos, es importante también darle la fruta que a nuestro hijo le gusta, incluso dársela troceada. Si le damos cualquier fruta, muchas veces pasará que la acabe regalando o incluso tirando y justo estaremos consiguiendo el efecto contrario a lo que queríamos. Si se la damos troceada, estamos facilitando que se la coma.

Muchos colegios tienen instaurado el día o días de la fruta, y lo que hacen es promover que se coma fruta en el recreo y crear unos mejores hábitos en nuestros hijos.

Si no queremos optar siempre por fruta, aun así lo más recomendable es que lo que llevemos esté preparado en casa. Lo notaremos tanto a nivel de calidad como de ahorro.


3.Actividades extraescolares.

Hoy en día cada vez es más difícil ver a los niños moviéndose. Cada vez hacen actividades más sedentarias.

Una propuesta a una vida más saludable, es hacer más actividad física.

A parte de hacer ejercicio en la asignatura de educación física o psicomotricidad, podemos intentar que las hagan en las actividades extraescolares.

Las actividades extraescolares suelen conllevar también un gasto mensual, a veces elevado, pero como opción de ahorro se puede intentar que el AMPA del colegio que se encargue de ellas, para que salgan más económicas e incluso para algunas familias que no puedan permitírselo, se podría proponer que algunos padres se encargasen de ellas, haciendo una o dos horas a la semana algún juego o deporte con ellos después del colegio.

La actividad física es imprescindible para el buen funcionamiento del organismo, desarrollo psicomotriz, incrementa el estado de ánimo, aumenta el rendimiento escolar, es bueno para que los niños se socialicen con otros niños, etc. Como ves tienen múltiples factores positivos.


Si aun así, por diversas razones nuestros peques no pueden hacer ejercicio durante la semana (excepto las clases de gimnasia), también podemos preparar actividades alternativas y familiares para el fin de semana como por ejemplo: pasear, ir al parque, montar en bici, patinar, hasta un simple paseo puede ser una buena excusa para moverse y desde luego muy económica porque este tipo de actividades no requieren ningún tipo de gasto económico.

Como ves estos 3 consejos pueden ayudarte ahorrar un poco en la vuelta al cole y además pueden ayudarte a de lado la vida sedentaria. ¿Alguno de estos trucos ya los tenías instaurados en tu rutina familiar?  maternidad

You May Also Like

2 comentarios

  1. Me parece una entrada bastante interesante. A Lara la llevamos andando a la guardería (ella evidentemente va en su silla de paseo) porque nos pilla más o menos cerca y porque hay que enseñarle a disfrutar de un relajante paseo. Cuando haga mucho frío o llueva a mares ya tiraremos de coche.

    En cuanto al almuerzo para el recreo aún no tengo que preocuparme de ello pero tengo claro que mi hija llevará fruta o bizcocho casero (que seguramente haré con fruta). Me niego a darle de forma habitual (porque al final alguna vez seguro que cae, sobre todo si ella ve a sus compañeros con ello) bollería industrial o zumos en brick que no son más que calorías vacías y las madres tan contentas pensando que un zumo es algo sano...

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Marta hechoparapeques21 de septiembre de 2016, 12:53

    Muchas gracias guapa!! estoy segura de que Lara cuando llegue el momento comerá cosas saludables o hechas por su madre (que es lo mejor que hay). Dale un besito de mi parte y otro para ti!!! muakkk y gracias por escribir

    ResponderEliminar